¿Dos Goliat en la biblia?

Por César Silva y Gerardo Jofre González-Granda

«Del ejército filisteo  se adelantó un campeón, llamado Goliat, oriundo de Gat, de casi tres metros de alto.Llevaba un casco de bronce en la cabeza, una cota de malla de bronce que pesaba  medio quintal, grebas de bronce en las piernas y una jabalina de bronce a la espalda; el asta de su lanza era como la percha de un tejedor y su hierro pesaba seis kilos. Su escudero caminaba delante de él «.( 1 Samuel 17: 4-7).

1. Por una parte tenemos a David quien mató a Goliat en (1 Samuel 17:50) – “Y David prevaleció sobre el filisteo con una honda y una piedra, e hirió al filisteo y lo mató, pero no había espada en la mano de David”.

2. Por otra parte tenemos a Elhanán quien también mató a Goliat (2 Samuel 21:19) – “Y otra vez hubo guerra contra los filisteos en Gob, y Elhanán hijo de Yaír, el de Belén, mató a Goliat, el de Gat, y su lanza era larga como percha de un tejedor”.

3. Pero todavía hay una tercera versión: En Crónicas 20: 5 dice: “Y otra vez hubo guerra contra los filisteos, y Elhanán hijo de Yaír mató a Lahmi, hermano de Goliat, el geteo, cuyo yugo era como la percha de un tejedor”.

Así que o había dos Goliat de Gat y David mató a uno y Elhanán al otro, o a David se le llamaba en origen Elhanán, o fue Elhanan y no David, quien mató a Goliat y a su hermano.

¿Y qué nos dice la arqueología del nombre Goliat?

¿Elhanán = David?

Se ha especulado con la posibilidad de que David tuviera otro nombre: Elhanán,  algo similar a lo que ocurrió con Salomón, que cargaba el nombre adicional de “Jedidias” (2Sam 12:25) que significa «amado de Yhwh». Nombre dado a Salomón, en su nacimiento, por el profeta Natán, como prenda especial de que Dios volvía a mirar con favor a David una vez arrepentido después de la muerte del primer hijo de Betsabé. Esto, el hecho de que un mismo personaje bíblico pueda aparecer con varios nombres, no es algo excepcional e incluso algunos nombres propios tienen un mismo origen fonético, como por ejemplo «Sha”al” (Saúl) y Shmuw”el (Samuel), lo que ha dado pié a plantear si aparentemente distintos, refieren a la misma persona.

Entre Jerusalén y Askelón, encontramos la antigua ciudad filistea de Gat (Tell -es Safi). En 2005, arqueólogos de la Universidad de Bar-Ilan, dirigido por el profesor Aren Maeir, encontraron una serie de ostracones con inscripciones, con el nombre ALWT y WLT, nombres etimológicamente indoeuropeos, no semítico, que significan «Goliat» y datan del siglo X-IX a.C. Luego, la conclusión es que el nombre Goliat era un nombre usado en la ciudad filistea de Gat en tiempos de David y no fue un nombre aislado. Sin embargo, que hubiera más de un Goliat en Gat no indica que haya distintos Goliat en la Biblia.

La misma descripción coincidente de este gigante con una punta de lanza tan grande como una percha de tejedor nos indica que estamos ante el mismo personaje. Sin embargo, el relato de David (1 Samuel 17:4-7), está mucho más adornado y es más largo que el de Elhanán. Finkelstein sostiene que el relato de David y Goliat es más tardio que el de Elhanán y Goliat. El relato de David y Goliat fue compuesto en el siglo VII a.C, atribuyendo el redactor al rey David el mérito de Elhanán, el verdadero vencedor de Goliat.

La arqueología ha demostrado que la armadura que aparece descrita en el relato de David y Goliat no es filistea. No obstante, si es una armadura familiar con el mundo griego del siglo VII a.C. A ello hay que añadir que el relato de David y Goliat tiene semejanzas con el duelo de Héctor y Áyax, en la Ilíada. Los mercenarios griegos oplitas, con armadura y casco como el descrito en 1 Samuel 17:4-7 se instalaron por orden de Egipto en las rutas comerciales para protegerlas y tuvieron contacto con los judaítas en tiempos del rey Josias. Fue en tiempos de este rey y su reforma a favor de los sacerdotes de YHWH  cuando se compuso el relato de David y Goliat.

Una vez que tenemos a Elhanán como autor más arcaico de la muerte de Goliat debemos tratar que sucede con 1 Crónicas 20: 5 y porque en 2 Samuel 21:19 se cita únicamente a Goliat y no a Lahmi.  Algunos estudiosos sugieren que pudo haber ocurrido un error del copista en el libro de 2 Samuel, donde la expresión “hermano de Goliat”, pudo haber sido alterada a causa de un pequeño cambio del hebreo, quedando simplemente Goliat.

Por lo tanto, para estos estudiosos,  2 Samuel 21:19 está errado y 1 Crónicas 20: 5 contiene la información correcta. Sin embargo esta interpretación tiene un osbtáculo insalvable. 1 Crónicas 20:5 es posterior en su composición a 2 Samuel 21:19. De hecho 1 Crónicas 20:5 es una interpretación más moderna de 2 Samuel 21:19 teniendo en sus manos el famoso relato de David y Goliat (1 Samuel 17:4-7). Esto significa que el relato más antiguo de todos es 2 Samuel 21:19 y no hay punto de apoyo para sostener un error del copista en el relato más antiguo sobre Goliat.

Da la impresión, que 1 Crónicas 20:5 se encuentra con el problema de que dos personas distintas (David y Elhanán) han matado al mismo gigante, lo cual no es posible. Es lo que los investigadores llaman «criterio de dificultad», una situación incómoda que obliga al redactor de Crónicas a hacer un apaño. El apaño es atribuir a Elhanán la muerte de Lahmi, el hermano de Goliat. El criterio de dificultad ha sido empleado en la investigación del Jesús histórico, pero he encontrado también la aplicación de este criterio en diferentes pasajes del tanaj. Lo que viene a decir este criterio, es que es muy probable que una tradición contenga un núcleo histórico, cuando ésta causa muchos  problemas a los redactores posteriores. No tiene lógica inventarse a un personaje llamado Elhanán que vence a Goliat, si luego esto va a causar dificultades a los redactores posteriores.

Elhanán, es de Belén de Judea y David resulta que también. Una referencia histórica a la ciudad aparece en las Cartas de Amarna (hacia 1400 aC) donde Belén es conocida como Bit-Lahmi.

En Cronicas, el hermano de Goliat se llama Lahmi. ¿Por qué esta relación entre Belén y el gigante Lahmi?

Se cree que la similitud de este nombre con sus formas modernas indica que se trataba de un asentamiento cananeo.

Tenemos pues a Elhanán de Bit-Lahmi poniendo fin a Lahmi.

Los textos de Babilonia revelan los nombres de más de tres mil dioses y demonios, miembros de panteones locales y nacionales. La mayoría juegan un papel en el culto o la magia, y fueron representados de alguna forma.

El nombre Lahmi es el de un dios acadio incorporado en Belén al panteón cananeo, como Lahmu. El arqueólogo William F. Albright , afirmaba que para los cananeos, Beit Lachama significaba ‘Templo del dios Lakhmu’, que más tarde distorsionó a ‘Casa de pan’ en hebreo y arameo y a ‘Casa de la carne’ ‘ en árabe.

Lahmu es una deidad acadia, el primer hijo mitológico de Apsu y Tiamat. Con su hermana Lahamu, fueron los padres de Anshar y Kishar, el padre del cielo y la madre de la tierra, que engendró a los primeros dioses. Lahmu se representa como una serpiente, o como un hombre barbudo con seis rizos de pelo. Para los sumerios, Lahmu era “el fangoso”, y este título fue entregado alguna vez al guardián del templo Abzu de Enki en Eridu. Como guardián, se denomina Lahmu el Peludo, o a veces “el Peludo”.

La historia y la connotación de ” Lahmu ” coinciden perfectamente con la historia del héroe desnudo, y no hay ninguna razón para sospechar de orígenes separados.

Lahmu era un dios guardián gigante que protegía las puertas del templo Abzu de Enki en Eridu . Él y su hermana-esposa Laḫamu son deidades primordiales en la Epopeya de la Creación de Babilonia. Enuma Elis y Lahmu pueden estar relacionados o ser idénticos a “Lahamu”, una de las criaturas de Tiamat en esa épica.

Aproximadamente 1000 años antes de que los hebreos llegaran a Israel, los cananeos habrían erigido un templo para adorar al dios Lahamu en la colina ahora conocida como la colina de la Natividad en el pueblo de Beit Lachama (Belén).

Beit Lachama era fértil y tenía un buen suministro de agua. Cuando Lahamu fue rechazado por los judaitas del dios Yhwh, su imagen debió ser destruida y esta tradición procedente de Belén pudo haberse incorporado en el Libro de Crónicas. De esta forma Lahmi el hermano de Goliat, no era una persona de carne y hueso, sino la representación de un gigante, un dios, un guardián que custodiaba un templo cananeo en Belén, destruido por los hebreos.  En conclusión, el relato que contiene 1 Crónicas 20:5 no es sólo para salvaguardar a David, como autor de la muerte de Goliat, sino también puede estar incorporando el final de una deidad arcaica cananea en Belén.

By | 2018-08-05T06:48:47+00:00 agosto 5th, 2018|Categories: Arqueología Bíblica|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment