Gamla

La ciudad de Gamla se encuentra sobre la colina occidental de las alturas del Golán y toma su nombre del hebreo gamal, “camello”, por estar en una colina con forma de joroba. Justamente Yosef Ben Matityahu, comandante en jefe en la Galilea de la rebelión de los judíos contra Roma proporciona en uno de sus libros (ya bajo el nombre de Flavio Josefo) un fascinante detalle topográfico e histórico que a posteriori ayudaría a que los arqueólogos encontraran las ruinas de esta ciudad en 1976.

Yosef Ben Matityahu fortificó Gamla en el año 66 convirtiéndola en la ciudad más importante en el Golán. En el año 67, los romanos, liderados por el gran general Vespasiano y su hijo Tito (ambos serían coronados emperadores de Roma algunos años después) asedian la ciudad por el término de un mes. En un primer ataque los sodados romanos fracasan en su intento por conquistar la ciudad y muchos de ellos caen muertos ante el excelente auto acuartelamiento de los rebeldes.

¡La euforia de los rebeldes era indescriptible!

De nada ayudaron los intentos del Rey Agripas II para que los rebeldes se rindieran y en un nuevo ataque los soldados romanos consiguen entrar en el área de la torre de vigilancia, desmoronando los cimientos de la misma hasta caer.

Al entrar, los soldados romanos masacran sin piedad 4000 judíos mientras que 5000 judíos deciden cometer suicidio arrrojándose de la cima de la colina hacia los valles que la rodean. Esta descripción es bien detallada por Flavio Josefo quien curiosamente no estuvo presente pero que sin dudas conocía muy bien la ciudad ya que fue él mismo quien realizó las fortificaciones.

Algunos historiadores dudan acerca de la veracidad de los números presentados por Flavio Josefo y también es interesante que el historiador judío-romano en tres ocasiones habla de suicidios masivos de judíos: en Yodfat, Gamla y Masada, siendo que el suicidio está prohibido terminantemente en el judaísmo.

Luego de la victoria romana en Gamla, el general Vespasiano y su hijo Tito pasaron la noche en el palacio del Rey Agripas ubicado en Cesarea de Filipo (actual Banias) y sus legiones acamparon alrededor de la ciudad.

Hoy en Gamla se pueden apreciar impactantes hallazgos como el enorme hueco que hicieron los soldados romanos en la muralla por medio de un ariete, moneda local acuñada por los rebeldes, restos de lanzas romanas, las casas de los habitantes, baños rituales y el más impresionante de los hallazgos: La Sinagoga de Gamla, ¡de las más antiguas del mundo!

2018-08-16T14:20:15+00:00