Mucha gente cree que el Domo de la Roca, es decir, la cúpula dorada que se encuentra en el Monte del Templo en Jerusalén, es la llamada Mezquita de Omar. La realidad es que ese bellísimo edificio de cúpula dorada no es ni mezquita ni tampoco es de Omar. 

Se trata de un santuario construido en el año 691 por el califa Abd al-Malik con el objetivo de:

  1. Crear un santuario en el mismo lugar en donde se erigía el Templo Sagrado de Jerusalén construido inicialmente por Salomón quien, a su vez, es un profeta en el Islam. Además, inicialmente Mahoma orientaba a sus seguidores a orar en dirección a Jerusalén imitando así a los judíos que habitaban en el siglo VII en la península arábiga.
  2. Competir con sus rivales bizantinos, mostrando que el santuario musulmán es más bellos y suntuoso que el Santo Sepulcro. Es por eso que la estructura del Domo de la Roca es octogonal, tal vez inspirado en la iglesia bizantina de Kathisma del siglo V (que recuerda el lugar en donde, según la tradición, María descansó en su camino a Belén) que era también octogonal y además posee una cúpula muy parecida a la cúpula del Santo Sepulcro.
  3. Rivalizar con su enemigo político, el califa Ibn al-Zubayr, quien controlaba Meca (el lugar más santo para el Islam) y así desviar hacia Jerusalén buena parte de las corrientes peregrinas que iban hacia esa ciudad santa. Esta tesis es aún discutible por algunos historiadores que argumentan que Abd al-Malik, musulmán creyente, no iba a perjudicar la peregrinación hacia la ciudad santa de Meca. De todas maneras, es en la época del hijo de Abd al-Malik, Al Walid, que comienzan a identificar el pasaje del Corán que habla sobre la travesía nocturna de Mahoma de Meca hacia «Al Aqsa», que significa en árabe «la lejana», con el Monte del Templo en Jerusalén (al cual los árabes llaman hasta el día de hoy «Haram Al Sharif», el «Noble Santuario»). De acuerdo a esa tradición, nacida a inicios del siglo VIII, en esa travesía nocturna el Profeta Mahoma posa sobre la roca que se encuentra en el interior del Domo de la Roca (y de ahí su nombre) y sube al cielo para recibir de Dios los cinco preceptos del Islam para ser diseminados por el mundo entero.

Pero entonces, ¿De dónde viene la confusión que identifica el Domo de la Roca con la Mezquita de Omar?

Cuando los musulmanes estaban sitiando la ciudad de Jerusalén en el 638, el Patriarca de Jerusalén, Sofronio I, aceptó rendirse con la condición que el propio Califa Omar venga personalmente a Jerusalén. El Califa Omar accedió al pedido de Sofronio I y, de esa forma, Jerusalén se rinde ante una nueva fuerza ascendente en la arena internacional, el Islam. 

Cuando Omar entró en Jerusalén, Sofronio I, como muestra de rendición y en señal de respeto, le ofreció entrar al Santo Sepulcro para elevar una oración. Omar rechazó la propuesta por no ser el Santo Sepulcro una mezquita. Sin embargo, Omar oró en un lugar ubicado al este del Santo Sepulcro en lo que posteriormente se denominaría «La Mezquita de Omar». 

¿Pero entonces desde cuando comienza la tradición que el Domo de la Roca es teóricamente la Mezquita de Omar? Cuando Omar sube al Monte del Templo, que se encontraba aún en ruinas luego de la destrucción de los romanos en el año 70, él se emociona al saber que esas eran las ruinas del lugar donde el profeta Sulimán (en referencia al Rey Salomón que en el Islam es un profeta llamado Sulimán) había construido el Templo Sagrado y además se encontraba en la misma ciudad en donde al principio el profeta Mahoma direccionaba sus oraciones. Para conmemorar tamaña proeza, Omar ordenó construir al sur de la roca en donde se erigía el antiguo Templo de Jerusalén una mezquita que, con el correr de los años, se incendió y la misma estaba localizada en donde hoy en día se encuentra la Mezquita de Al Aqsa.

Resumamos hasta ahora:

  • El Domo de la Roca, erróneamente llamado «Mezquita de Omar», ni siquiera fue construido por el Califa Omar. 
  • Hubo una mezquita que Omar ordenó construir y que se encontraba al sur del actual Domo de la Roca, destruida años después por un incendio.
  • Una mezquita fue construida también al este del Santo Sepulcro para recordar la oración de Omar al haber conquistado Jerusalén en el año 638 que luego fue llamada «Mezquita de Omar». 

Cuando los Cruzados conquistan Jerusalén en el año 1099 se encuentran con una bellísima construcción octogonal, el Domo de la Roca, y creyeron que esa era la famosa mezquita que Omar había construido. Es a partir de allí y hasta nuestros días que mucha gente confunde el Domo de la Roca con la Mezquita de Omar.

¿Pero existe hoy en día la auténtica Mezquita de Omar? La respuesta es sí y no. Sí, porque al sur del Santo Sepulcro se erige una Mezquita llamada la Mezquita de Omar (ver imagen) y no porque esa misma mezquita, construida en el año 1193, no se encuentra en el mismo lugar en donde Omar oró al llegar a Jerusalén en el año 638, si no que la misma se encuentra al sur del Santo Sepulcro (ver imagen). 

Resuelto el dilema, cuando visiten de Jerusalén no dejen de maravillarse de esta obra de arte de la arquitectura llamada Domo de la Roca y, si pasan por el Santo Sepulcro, no dejen de visitar también la Mezquita de Omar.

CONOZCA NUESTRO PROGRAMA DE CURSOS

 

Ariel_Horovitz_Diretor_Moriah_Center

M.A. Ariel Horovitz

Fundador y Director del Moriah International Center.

Formado en Sociología e Historia del Pueblo Judío por la Universidad Hebrea de Jerusalén. Posee también una maestría en Gestión y Liderazgo por  la Universidad de Bar Ilan, Israel.

Se especializa en el área de liderazgo en la Biblia y en temas relacionados con la historia del pueblo de Israel, desde los tiempos Bíblicos y hasta la actualidad del moderno Estado de Israel.

Ofrece conferencias y seminarios en diversas instituciones académicas de Israel, Estados Unidos, México, Brasil, Angola y otros.

Comentarios

MARIA DEL CARMEN PASTOR
02/07/2020
Gracias!
BEATRIZ
30/07/2020
MUY INTERESANTE LA ACLARACION.

Deja una respuesta